Home / Dietas / Dietas que si funcionan.

Dietas que si funcionan.

Dietas que si funcionan.

Si estás leyendo esta nota probablemente pensaste encontrar una lista de dietas mágicas como la popular dieta de la Alcachofa o la de la Sopa de repollo. O quizás esperabas encontrar dietas del tipo Scarsdale o Atkins. ¡Espera! Tal vez no encontrarás un listado de dietas milagro o de dietas famosas, pero sí las 9 reglas de oro que cumplen las dietas que si funcionan.
No importa la dieta que hagas, estas 9 verdades siempre funcionan. Sigue leyendo… porque seguramente te interesa.
1. Cuidado con los refrescos
Si bebes una lata de soda (de 140 a 150 calorías) todos los días, al cabo de un año habrás ingerido 50 mil calorías que representan casi 7 kilos de más (¡simple cálculo matemático!). Las calorías líquidas engordan más porque no sacian tanto como las calorías sólidas y el cuerpo tiende a ingerir más líquidos al no sentirse saciado.

2. Anota lo que comes
Fácilmente olvidamos todo lo que comemos, ¡comprobadísimo! Especialmente por las “trampas” que hacemos. Aunque no lo creas, existen estudios que han comprobado que anotar rigurosamente todo lo que comes y bebes, ayuda a bajar de peso y a mantenerlo después. ¡Haz la prueba!

3. Pésate con frecuencia
Contrario a lo que muchos piensan, pesarte a menudo es una buena herramienta contra el sobrepeso. ¿Sabías que la mayoría de miembros de la National Weight Control Registry se pesan una vez por semana y casi la mitad lo hace todos los días?, El resultado es que el promedio ha perdido casi 30 kilos y se ha mantenido por seis años.

4. Consume volumen, no calorías
Un estudio de la Universidad de Pennsylvania demostró que para sentirse satisfechos hay que ingerir cierto volumen. La clave no es comer menos, sino comer alimentos que contengan pocas calorías en relación a su peso. La mejor para este fin es la comida alta en fibra y agua como los vegetales y las frutas.

5. Presta atención a las porciones
El tamaño importa y mucho… Si estamos acostumbramos desde niños a comer porciones grandes, seguiremos con el hábito de comer más de lo que realmente nuestro cuerpo necesita.
6. Reemplaza una comida
Una buena forma de perder peso es remplazar unas cuantas comidas a la semana por menús o bebidas dietéticas con un número reducido de calorías.

7. La monotonía funciona
Si creías que comer una gran variedad de alimentos es efectivo, sentimos desilusionarte. La variedad estimula el apetito y entre más opciones de comida haya, más comerás. Es mejor seguir un régimen preciso que se repite todos los días. No obstante para evitar el aburrimiento podrías variar el menú los fines de semana y en ocasiones especiales.

8. Cuidado con los carbohidratos matutinos
Muchos de los productos que comemos en el desayuno (pan blanco, donuts, cereales), son los peores enemigos de la dieta. La opinión de los expertos está dividida al respecto, pero algunos piensan que ciertos carbohidratos producen hambre y que al consumirlos por la mañana te dará hambre todo el día, aunque comas proteínas en el almuerzo. Hay estudios que demuestran que remplazar los cereales y el pan blanco en la mañana por huevos, yogur o fruta, ayuda a bajar de peso considerablemente.

9. El ejercicio no es lo que piensas
Podría sonar a locura pero el ejercicio no es la mejor manera de perder peso, sin embargo sí previene la ganancia de éste y ayuda a redistribuir el porcentaje de grasa en el cuerpo. Esto es porque la pérdida de peso con el ejercicio es lenta. Para quemar 3.500 calorías (que equivale a casi medio kilo), tendrías que caminar 30 minutos durante cuatro semanas. Otro punto es que cuando empiezas a ejercitarte el cuerpo encuentra la forma de recuperarse, por ejemplo te da más apetito y comes más, o quizá te mueves menos en casa.

Con estas 9 reglas de oro o principios generales que siguen las dietas que realmente funcionan, verás los resultados.

Fuente: dietas.com

Deja tu Comentario

Scroll To Top